La lucha de la Fundación Avanza para que no se desperdicie el talento


Reportaje de Diario de Huelva sobre nuestra Fundación.

¿Su hijo nació llorando, no gateó sino que directamente comenzó a andar? ¿Manejó rápidamente el lenguaje, se fija en detalles que los demás niños no? ¿Relaciona datos y conceptos? ¿Tiene un gran sentido de la justicia que a menudo le hace sufrir? Si es así, lo más probable es que sea superdotado. Ser superdotado tiene sus ventajas – tener un cociente superior a 130 facilita mucho las cosas a la hora de aprender- y sus inconvenientes -se aburren y se despistan con facilidad, sobre todo en la escuela, porque los conceptos ya se los saben, lo que sitúa el fracaso escolar en un 50% y el bajo rendimiento un 70%-. 

Para continuar leyendo ir a http://www.diariodehuelva.es/2017/03/05/la-lucha-de-la-fundacion-avanza-para-que-no-se-desperdicie-el-talento-de-los-superdotados/