Cartel Jornadas

II Jornadas Nacionales de Altas Capacidades

Barcelona 31 octubre 2009

Intervención mesa redonda: Familia y Altas Capacidades

Cartel Jornadas

Cuando uno recuerda a las personas más influyentes en su vida suele acordarse de sus padres, de algún profesor excepcional o de un jefe poco común. Mi recuerdo hoy es para mis hijos, las personas que más han influido en mi vida en estos últimos 17 años, su madre también, pero a ella la dejaremos para otra ocasión.

Ellos me han hecho mirar con ojos nuevos, me han hecho perseverar y no rendirme ante las injusticias más si cabe, me han hecho esforzarme por ver la vida de otra manera, por supuesto me han hecho ser mucho más altruista y también me han hecho cambiar esta breve intervención, por que al igual que comentaba Rosa Jove, yo también considero importante que se tenga en cuenta su opinión, aunque no estén presentes.

Intervención Jornadas

Ante mis dudas a la hora de hacer una presentación mi hijo se ofreció ha ayudarme, resultado de su colaboración es la que os presento, breve pero significativa, a mi entender.

Me sorprende sobremanera que un adolescente de 17 años se identifique con las reivindicaciones educativas de una película de hace casi 30 años ambientada en un sistema educativo de hace 50.
Entre las personas de esta mesa recopilamos cientos de historias de niños y de familias con distintos grados de satisfacción con el sistema educativo, pero también representamos a muchas familias dispuestas a implicarse en mejorarlo, en que la situación actual cambie.

{flv}PresentacionBarcelona2009{/flv}

Desde que pensé que algo estaba fallando en el colegio, respecto de la formación de mi hijo, hay un interesante, no siempre agradable camino.

Nuestros hijos, son niños con inquietudes por aprender, no tenían ningún problema, pero en muchas, en demasiadas ocasiones, el sistema educativo se los ha creado, no ha sabido estar a su altura. Me sorprende no haber escuchado en estas Jornadas a nadie decir que en las I Jornadas europeas en 1991 y en un  informe elaborado por el Centro de Investigación y Documentación Educativa del MEC, en el año 2000 cifraba que, parte de este alumnado denominado superdotados, tenía las siguientes estadísticas el 70% tenía bajo rendimiento académico y entre el 35 y 50% tenía fracaso escolar.

Personalmente estoy convencido de que la atención a estos niños no perjudica a nadie, es más considero que enriquece a toda la clase.

Nuestra preocupación es tener hijos felices que con el transcurrir del tiempo se conviertan en adultos felices satisfechos y autorrealizados.

Gracias a las inquietudes de mis hijos e ido profundizando cada vez más en su educación, y creo que todavía me queda un largo camino por recorrer.

Con el compromiso adquirido como padre de ir atendiendo sus necesidades me han ido surgiendo distintos retos y acontecimientos.

Hace unos años tuve el privilegio de poder organizar actividades para niños con las mismas características que mis hijos, la experiencia fue inolvidable, para todos los que participamos en aquella etapa, tanto niños como monitores y padres.

Con aquella experiencia pude comprobar como los niños vienen voluntariamente a un taller de filosofía los sábados por la mañana o como se llena un aula de niños para escuchar a un profesor universitario de física dar una clase sobre física cuántica, y donde niños desde 6 años disfrutaban realizando diseño por ordenador. También los he visto disfrutar con otras actividades como música, teatro o pintura y divertirse en distintos juegos, entre los que se incluían los de correr detrás de una pelota.

Esta experiencia nos sirvió para confirmarnos que la enseñanza no tiene por que ser una tortura, sino que puede ser un mundo lleno de posibilidades, y si nosotros, profanos en este tema, podíamos conseguir la magia que envolvía a estas sesiones, con mucho mayor motivo lo podría hacer un centro escolar.

Con esta experiencia observamos, que las sucesivas leyes de educación, no eran exclusivamente las culpables de la situación de desatención en las aulas de los niños con inquietudes por aprender.
Probablemente el problema también estaba en otro lado, en la metodología y viendo la experiencia de multitud de padres en distintos colegios, llegamos a la conclusión que nosotros disponíamos de información de la que carecían en la mayoría de los centros escolares.

A partir de ese momento decidimos dedicar gran parte de nuestro esfuerzo a que se pusieran en marcha cursos para la formación del profesorado respecto de las necesidades del alumnado con altas capacidades intelectuales.

Dada la formación que veíamos que se ofertaba, escasa, muy localizada y poco constante en el tiempo, decidimos tomar la iniciativa de poner a disposición de maestros, profesores y orientadores, la información que manejan los distintos profesionales relacionados con este asunto y a la que se tiene acceso en jornadas como esta, poniendo en marcha los cursos on-line de iniciación y avanzado en altas capacidades intelectuales.

Esta iniciativa fue y sigue siendo posible gracias a la inestimable participación de diversos profesionales, expertos en Altas Capacidades Intelectuales, que la apoyan con su colaboración (15 profesionales entre los que se incluyen directores de 4 centros privados y 8 doctores) y de la subvención obtenida por la Consejería de Innovación Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía.

Desde FASI realizamos 4 ediciones del curso de Iniciación y uno del curso Avanzado en altas capacidades intelectuales. Iniciativa en la que participaron algo más de 200 profesionales como alumnos y a partir de la cual hemos logrado la atención a múltiples niños dentro de su aula, poniéndose en marcha en algunos casos proyectos de centro para este alumnado.

La clave para el éxito de esta iniciativa habría que buscarla en ponerle la información accesible a los profesionales interesados en adquirirla, el homologar los cursos para que tengan un reconocimiento las personas que lo realizan,  la gratuidad de esta formación y el dar a conocer dentro de los centros las necesidades de estos niños.

Con objeto de continuar con esta iniciativa e impulsar muchas otras necesarias, no dependiendo exclusivamente de la aportación económica de las administraciones, dando cabida a la aportación privada, para mantener esta labor social, así como el poder extender esta experiencia a otras regiones pusimos en marcha la Fundación Avanza.

Desde que inició su andadura nuestra Fundación, en colaboración con FASI, ha continuado realizando los cursos on-line de formación del profesorado, homologando también en la comunidad de Madrid, el curso de iniciación y otro de música en la etapa infantil.

Hemos puesto en marcha un curso on-line para padres/madres, para facilitarles también la comprensión de las características de sus hijos.

Impulsamos y colaboramos en asignaturas de libre configuración en las Universidades de Sevilla y Huelva, estando en trámites para su implantación en la Universidad de Málaga dentro del Master de Secundaria.
Recientemente hemos firmado un convenio de colaboración con el Instituto Hispalense de Pediatría, con objeto de formar a los pediatras en las necesidades de estos niños y de realizar trabajos de investigación dentro del área de la neurología.

Colaboramos con la Fundación Promete en el proyecto de centros, con objeto de impulsar el desarrollo del talento en centros educativos, realizando evaluación generalizada, dando formación al profesorado y propiciando actividades estimulantes y enriquecedoras para el currículo del alumnado.

Hemos propuesto el “Proyecto para la promoción del talento en el aula” partiendo de la atención en un aula ordinaria de un alumno y con cargo a la beca del Ministerio de Educación.

Vemos que camina muy despacio la asunción de nuestras justas inquietudes por parte de las administraciones y muy lenta la puesta en marcha de las acciones necesarias para este colectivo.
Consideramos que mientras llega el momento en que se atiende correctamente a estos niños no podemos estar sentados esperando, nuestros hijos pasan a ser adultos y no llegan los cambios, y a este paso a nuestros nietos les pasará lo mismo. Es por ello que no debemos permanecer impasibles.

Nosotros optamos por poner en marcha distintas iniciativas, como las antes indicadas, y sumar a todas las personas, empresas e instituciones dispuestas a colaborar en ellas.

Si he de seleccionar las 2 cosas más importantes a trasmitir a mis hijos para que vivan felices, me quedaría con que busquen aquello que les apasiona y que se esfuercen en conseguirlo.

Pero el esfuerzo requiere de una cultura que lo potencie desde la infancia y a nuestros hijos, en el mejor de los casos, se les está privando del entrenamiento necesario para llevar a cabo este esfuerzo, son las liebres del cuento, el mal ejemplo, pero mientras les hagamos correr siempre con tortugas nunca desarrollarán su potencial, aumentando su frustración y privándoles de una vida plena y feliz, amen del precio social que pagamos por no aprovechar su talento.